Y ¿por qué?

17 Ene

Aysssssss pequeño tesoro oriental, esta pregunta nos la estamos haciendo millones de personas en estos últimos días. El miércoles por la mañana nos levantamos todos con una tremenda noticia, un terremoto había sacudido Haiti. Este país es el más pobre del continente americano y por desgracia le ha azotado sin piedad, son miles y miles y miles los fallecidos.

Y se nos encoge el alma de pensar todo lo que allí está sucediendo, son muchos los padres que se han quedado sin hijos y muchos hijos los que han perdido a sus papás. Familias que debían ir a recogir a sus hijos adoptivos también han visto truncado su sueño, ahora están pasando momentos terribles ya que no saben ni tan siquiera cómo pueden encontrarse.

Una tras otra llegan tremendas imágenes desde allí, imágenes de desolación, de terror, de fallecidos, de miedo, de desesperación … Pero ni tan siquiera así somos capaces de saber qué es lo que están pasando, cuanto y cuanto dolor están soportando durante estos últimos días.

Las muestras de solidaridad no han tardado en llegar desde todas partes del mundo, creo que habrá poca gente que no hay sido capaz de poner su granito de arena.  Pero va a costar mucho que puedan salir de este caos, y volver a recuperar algo de normalidad.

Este mundo es injusto y la naturaleza a veces resulta crúel, pero siempre queda la duda (o se tiene la certeza) de que muchas de las muertes podrían haberse evitado. Ahora todos estamos volcados en ellos, pero quizás si antes se les hubiese dado la ayuda necesaria para infraestructuras esto no habría sido tan tremendo.

Ojalá esto no volviese a suceder, ojalá las riquezas del mundo estuviesen más repartidas, ojalá no tuviesemos que ver más miradas tristes y aterrorizadas de niños, ojalá nunca más llorara tanta gente por un mismo dolor.

Desde aquí me gustaría invitar a todo aquel que todavía no lo haya hecho a poner su pequeño granito de arena, entre todos podemos conseguir volver a hacerles sonreir.

Mi apoyo y todo mi corazón al pueblo de Haiti.

0000172003.jpg

Anuncios

Una respuesta to “Y ¿por qué?”

  1. Silvia enero 19, 2010 a 10:28 am #

    Un beso preciosos, es una verdadera desgracia, cae además como siempre ocurre sobre el mas pobre.
    Besotes
    Silvia y Joan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: