Resumen del verano

31 Ago

Sí tesorito, ya hemos vuelto a casa. Aunque la semana pasada mamá ya empezó a trabajar hemos pasado una semanita más en la playa, pero ya estamos en casa comienza ya nuestro día a día normal.

Ha sido un verano caluroso y que hemos intentado aprovechar al máximo. Te lo resumo más o menos.

El día 08 de agosto mamá cogió vacaciones, papá ya llevaba unos cuantos días. Cuando llegué a casa de los abuelos en la playa me había preparado una “fiesta sorpresa”, ya te darás cuenta: papá es maravilloso. Incluso ese día bromeábamos en como tendría de grande mi barriguita si nuestro embarazo fuera biológico y estuviese ya de 22 mesesssssss, jejejejeee.

Después nos marchamos a Darro, allí disfrutamos con tus primos una semanita. Madre mía que grandes están, la verdad es que están creciendo muy rápido y no podemos estar con ellos todo el tiempo que quisiéramos (ya sabes que viven en Italia), pero estos días los hemos aprovechado para jugar y divertirnos (vale valeeee y mimarles y darles caprichitos tambiennnnn jajajaja).

El día 15 nos marchamos hacia Cádiz, estuvimos 3 días con unos muy buenos amigos. Formamos un buen equipo: estaban tus tíos Ana y Juan Carlos, nuestros compis Manu y Xelo y sus amigos. Allí hicieron de anfitriones Rosa y Germán, junto a sus dos peques que están para comérselos. Fueron unos días de risas, de compartir emociones, y sobre todo de cargar pilas para el largo inviernos que tenemos por delante.

Al terminar estos maravillosos días vuelta a la ciudad, descansamos 3 días en casa de tu tío Carlos y luego a la playita hasta hoy que hemos vuelto a casa. Ahora venimos de despedirnos de tus primos, que mañana ya se marchan a Italia y como siempre venimos un poco tristones.

Dicho así parece que haya sido mucho tiempo, pero la verdad es que ha pasado volando. Hemos disfrutado con la gente corazón, pero te hemos echado mucho de menos. Cada día más, cada día te queremos y necesitamos más.

No sé, este camino sin duda se está haciendo cada día más y más largo. No le vemos el final, no hay noticias que nos indiquen que vaya a mejorar algo. La verdad que la vuelta a la normalidad se nos está haciendo un poco cuesta arriba: papá tiene lesionado un brazo, ahora mismo tiene “vacaciones forzadas” y está un poco desanimado.

Pero sin duda lo que más nos duele es no tenerte junto a nosotros. Cuando he visto las fotos que hemos hecho he sentido un nudo en el estomago, porque en el fondo estoy un poco cansada de no encontrarte en ellas. Deseo que llegue el día en que papá y yo casi no salgamos en ellas, será porque por fín tú tendrás todo el protagonismo. Tus ojitos, tu sonrisa, tu luz iluminará nuestras vidas. Espéranos hasta entonces cariño y recuerda que te seguimos queriendo con locura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: